Absueltas Laura Moreno y Jessy Quintero por muerte de Colmenares

Tomado de: www.elheraldo.co

El proceso
El 31 de octubre de 2010 fue hallado el cuerpo sin vida del joven guajiro en el caño del parque El Virrey. La investigación, entonces, fue asumida por el fiscal 298 de Vida, Édgar Saavedra, quien tras un par de meses la archivó al considerar que no se trató de un homicidio.
Las víctimas criticaron que en esa primera investigación no hubiera aparecido un solo video de las cámaras de seguridad de la zona comercial de El Virrey. Y, así mismo, pusieron de presente que la ropa de la víctima “se extravió, de manera sorpresiva”, en la funeraria.
Luego, el 20 de agosto de 2011, el nuevo investigador, el fiscal 11 de Vida, Antonio Luis González, reabrió el proceso tras una nueva exhumación del experto forense Máximo Duque, quien encontró en el cadáver siete fracturas que no habían sido reportadas en la deficiente primera necropsia de Medicina Legal.
Por ello, el 7 de octubre de 2011 fueron capturadas Laura Moreno y Jessy Quintero, que fueron las últimas que supuestamente habrían visto a Colmenares con vida. Ninguna se allana a los cargos y son enviadas a la detención domiciliaria.
Moreno fue novia de Carlos Cárdenas y salió con Juan Pablo Valderrama, dos estudiantes también de la Universidad de los Andes y quienes, de acuerdo a la Fiscalía, pudieron estar celosos de la relación que en el momento de los hechos sostenían Colmenares y Moreno. Esto habría desencadenado la supuesta golpiza que causaría la muerte al joven villanuevero.
En ese momento comenzó entonces una de los casos más seguidos por los medios de comunicación y quizás con mayores comentarios en redes sociales. Las teorías de un crimen pasional, con ingredientes de racismo, regionalismo y clasismo, se enfrentaban a las de una “extraña caída” al caño de Luis Andrés que, sin más, presuntamente salió corriendo borracho mientras se comía un perro caliente en compañía de Laura y Jessy.
Al término de la primera parte de la lectura del fallo absolutorio a favor de Laura Moreno y Jessy Quintero por la muerte en extrañas circunstancias del joven guajiro Luis Andrés Colmenares, se pronunciaron el padre de la víctima, Luis Alonso Colmenares, quien rechazó la decisión.
El representante de Víctimas, Jaime Lombana, también cuestionó la decisión y anunció que apelará la providencia, y el abogado de la defensa, Jaime Granados, quien aseguró que era el sentido de fallo que esperaban desde hace cinco años.
“En lo que tiene que ver con la justicia en este país ya uno ni se sorprende. Donde los corruptos son honorables, los cohechos son de uno y las personas se ‘homicidian’ solas”, dijo Colmenares.
No obstante, aseveró que “la decisión nuestra, de la familia, es que en esto somos inclaudicables”, para dar a entender que seguirán adelante en las instancias que les permita la ley.
Finalmente, explicó que “hemos decidido acudir a la justicia y no resolver esto como se resolvería en Villanueva, donde al día siguiente hubiera quedado este caso resuelto”.
Por su parte, Lombana advirtió: “hoy ha quedado lesionada la justicia como concepto”.
Y anunció que apelarán el fallo ante el Tribunal Superior de Bogotá, que hace un par de años resolvió que el de Colmenares “fue un homicidio”. En este sentido, el representante de víctimas señaló que “esta es una decisión cuestionable y evidentemente será apelada”.
El jurista concluyó que “esperamos en derecho que el Tribunal Superior revoque esta decisión, que veo que por primera vez arranca por absolver y después explica por qué”.
De otro lado, Jaime Granados, defensor de Laura Moreno, dijo que “es una decisión que recibimos con mucho respeto, como se deben recibir todas las decisiones judiciales”.
Explicó además que “para la familia (de las acusadas) se trata de una buena noticia que vienen esperando desde hace más de cinco años”, cuando se inició el proceso judicial por la muerte del joven guajiro, ocurrida el 31 de octubre de 2010.
Por último, señaló que “hay que esperar que termine la lectura de fallo para hacer un pronunciamiento más detallado”.
“Fue un homicidio”: Tribunal
El Tribunal Superior de Bogotá, con ponencia del magistrado José Joaquín Urbano, el 7 de octubre de 2014, al confirmar el fallo a favor de Cárdenas por “duda razonable”, estableció no obstante que el de Colmenares se trató de un homicidio y que Moreno incurrió en “múltiples inconsistencias” en lo que reportaron al respecto a las autoridades.
“La conclusión provisional a la que llegó el Tribunal se torna definitiva: la muerte de Luis Andrés Colmenares fue consecuencia de la violencia que en su contra ejercieron terceras personas; es decir, fue el resultado de un delito de homicidio. Sobre esta primera conclusión, al Tribunal no le asiste ninguna duda”, se lee en dicho fallo.
En el mismo, la Corte capitalina enumera las razones por las cuales dictamina homicidio y empieza con que “si fue una caída, la ausencia de otras lesiones o heridas conduce a una situación inexplicable: lo único que cayó al canal no fue el rostro de Luis Andrés sino todo su cuerpo, motivo por el cual, así el impacto haya sido con el rostro, el resto de su organismo debió golpear con los lados o el fondo del canal y debían existir evidencias de ello”.
Y es que, al respecto, el Tribunal no entiende cómo Colmenares se causó en el rostro siete heridas, cinco excoriaciones, ocho fracturas en seis zonas y al mismo tiempo una herida debajo del mentón: lo que “se torna imposible”, porque, además, esas lesiones tuvieron que causarse “en dos momentos cronológicos distintos y no en uno solo”.
También, sobre la poca altura del caño, conceptuó la decisión: “para el Tribunal basta un ejercicio imparcial de la razón para comprender que unas fracturas tan graves como estas no pudieron causarse con una caída en un caño que, en el peor de los casos, se produjo desde una altura de 1,93 metros”.
Frente a la hipótesis de la defensa, sobre que las heridas de Colmenares pudieron causarse durante el procedimiento de exhumación, el Tribunal señala que “con base en las fotografías tomadas durante la necropsia, se puede advertir que existe correspondencia entre las lesiones existentes al momento de la necropsia y las fracturas encontradas en esa zona tras la exhumación del cadáver”.
Concluye entonces que “descartada la hipótesis de la caída (…), la hipótesis que toma fuerza es la planteada por la Fiscalía y por el apoderado de la víctima: Luis Andrés, cuando ya se encontraba en una alcoholemia de grado tres, indefenso y sin alternativa de reacción alguna, fue agredido de forma violenta y brutal por terceros”.



La Fiscalía indicó el día de la imputación que el estudiante villanuevero “falleció por golpes contundentes recibidos en su rostro y otras partes del cuerpo”. La defensa sostuvo en ese momento que la víctima se comía un perro caliente y, de repente, salió corriendo, atravesó tres cuadras y, borracho, se lanzó al caño.
Finalmente, el 7 de noviembre de 2012 se levantó la casa por cárcel a Moreno y Quintero, en una decisión adoptada por la jueza 10 de conocimiento de la capital, Teresita Barrera, por aparente vencimiento de términos.
Cárdenas, quien también había sido judicializado, fue absuelto el 6 de junio de 2014 por parte del juez 27 de conocimiento de la capital, argumentando que “si bien se demostró que el procesado sí estuvo en la discoteca Penthouse la noche y madrugada de los hechos, no se comprobó en juicio que este hiciera presencia en el caño El Virrey o que hubiera tenido un encuentro directo con la víctima”.
Posteriormente, el Tribunal Superior de Bogotá, el 7 de octubre de 2014, al confirmar el fallo a favor de Cárdenas por “duda razonable”, estableció no obstante que el de Colmenares se trató de un homicidio y que las acusadas incurrieron en “múltiples inconsistencias”.
Las teorías
En los alegatos de conclusión, Jaime Granados, defensor de Laura Moreno, indicó: “Luis Andrés Colmenares murió en un accidente al caer involuntariamente al caño, en un pasto mojado y un sitio oscuro. Al caer y quedar inconsciente fue desplazado por el agua del caño y quedó bajo el puente. Y sus amigos lo buscaron y reportaron a las autoridades. Luis Andrés falleció por una asfixia en medio acuático ahí, bajo el puente, donde fue hallado”.
Y agregó que la Fiscalía mintió en este proceso: “es una falacia que la Fiscalía diga que como Laura fue la última que vio con vida a Luis Andrés, es la responsable de su muerte. Es una falacia el hecho de que porque el forense Máximo Duque haya revisado el cuerpo tiene su dictamen mayor exactitud que los peritos que vieron las fotos del cadáver. Es una falacia decir que como Luis Andrés sabía que el caño estaba ahí, no se podía caer”.
Por su parte, el procurador Jairo Salgado pidió la condena porque “ambas faltaron a la verdad en las distintas versiones que entregaron a las autoridades sobre lo sucedido (...). Las inconsistencias en las versiones entregadas por Jessy Quintero a los bomberos y a la Policía durante la búsqueda del joven Luis Andrés Colmenares en el parque El Virrey son argumentos de refuerzo de las contradicciones en que entra Laura Moreno sobre lo acontecido”.
Añadió al respecto: “Moreno dice que lo logró alcanzar en el canal, que se sentaron en una banca, cuando de repente él se paró, se lanzó y no lo vio salir. Y en otro dice que iban caminando (...) Además, las heridas de Colmenares no corresponden a las de una caída, sobre todo, la de abajo del mentón. Eso indica que hubo diversos golpes y de alta energía y en diversos momentos. Esto se explica porque no todas las heridas coinciden con las fracturas”.
De otro lado, la fiscal delegada ante el Tribunal Superior de Bogotá, Janeth Castro, concluyó en sus alegatos, al pedir condena contra Moreno y Quintero, que “lo de Colmenares no fue un accidente de una caída al caño y que éste lo arrastrara, porque sólo hubo golpes en la cara, y no se encontró ninguno en el cuerpo”, y agregó que “por ejemplo, la herida sobre la ceja, según la perito de Medicina Legal, es muy común en los boxeadores”.
Dentro de su teoría reiteró entonces que “Luis Andrés fue golpeado, llevado con vida pero inconsciente bajo el puente del caño y allí se ahogó bocabajo por el agua”. Y puso de presente que en el estómago de Colmenares no se hallaron restos de un perro caliente, como aseguraron Moreno y Quintero que había ingerido horas antes en la calle 85. (...) “La versión de que Luis Andrés Colmenares corriera desde la calle 85 hasta el parque El Virrey, fue creada por Laura Moreno”, señaló.
La jueza suspendió la primera parte de la lectura de fallo, que se llevó unas siete horas con receso al mediodía, y citó su continuación para hoy, a las 9 de la mañana.

Share this:

Publicar un comentario
 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20