LA GUAJIRA

ENTRETENIMIENTO

ACTUALIDAD

ÚLTIMAS NOTICAS

POLICÍA SIGUE CAPACITANDO ACERCA DEL CODIGO NACIONAL DE POLICÍA EN CONVIVENCIA EN LA GUAJIRA

6:39 a. m.








¿Realmente conocemos el Código Nacional de Policía y Convivencia (CNPC)?, es la principal pregunta que como colombianos debemos hacernos,  esta capacitación tenía como objetivo fundamental retroalimentar acerca de esta nueva ley que por ahora es de manera pedagógica a los Inspectores de Policía.

El Código Nacional de Policía y Convivencia es la primera herramienta con la que cuentan todos los habitantes del territorio y las autoridades para resolver los conflictos que afectan la convivencia y con la cual se puede evitar que las conductas y sus consecuencias trasciendan a un problema de carácter judicial e inclusive de carácter penal. El conocimiento y aplicación de esta normativa permitirá generar las condiciones de seguridad y tranquilidad que son tan anheladas por todos los colombianos.

Según el artículo 198 de la Ley 1801 de 2016 corresponde a las autoridades de Policía el conocimiento y la solución de los conflictos de convivencia ciudadana.

Son autoridades de policía:
1.    El Presidente de la República.
2.    Los gobernadores.
3.    Los Alcaldes Distritales o Municipales.
4.    Los inspectores de Policía y los corregidores.
5.    Las autoridades especiales de Policía en salud, seguridad, ambiente, minería, ordenamiento territorial, protección al patrimonio cultural, planeación, vivienda y espacio público y las demás que determinen la ley, las ordenanzas y los acuerdos.

Los inspectores de policía rurales, urbanos y corregidores hacen parte de estas autoridades y tienen atribuciones para aplicar las siguientes medidas como lo citan en el artículo 206:
1.    Conciliar para la solución de conflictos de convivencia, cuando sea procedente.
2.    Conocer de los comportamientos contrarios a la convivencia en materia de seguridad, tranquilidad, ambiente y recursos naturales, derecho de reunión, protección a los bienes y privacidad, actividad económica, urbanismo, espacio público y libertad de circulación.


3.    Ejecutar la orden de restitución, en casos de tierras comunales.
4.    Las demás que le señalen la Constitución, la ley, las ordenanzas y los acuerdos.
5.    Conocer, en única instancia, de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
a) Reparación de daños materiales de muebles o inmuebles;
b) Expulsión de domicilio;
c) Prohibición de ingreso a actividad que involucra aglomeraciones de público complejas o no complejas;
d) Decomiso.
6.    Conocer en primera instancia de la aplicación de las siguientes medidas correctivas:
a) Suspensión de construcción o demolición;
b) Demolición de obra;
c) Construcción, cerramiento, reparación o mantenimiento de inmueble;
d) Reparación de daños materiales por perturbación a la posesión y tenencia de inmuebles;
e) Restitución y protección de bienes inmuebles, diferentes a los descritos en el numeral 17 del artículo 205;
f) Restablecimiento del derecho de servidumbre y reparación de daños materiales;
g) Remoción de bienes, en las infracciones urbanísticas;
h) Multas;

Como también recordar que tienen los siguientes deberes como autoridad de policía (artículo 10):

1.    Respetar y hacer respetar los derechos y las libertades que establecen la Constitución Política, las leyes, los tratados y convenios internacionales suscritos y ratificados por el Estado colombiano.
2.    Cumplir y hacer cumplir la Constitución, las leyes, las normas contenidas en el presente Código, las ordenanzas, los acuerdos, y en otras disposiciones que dicten las autoridades competentes en materia de convivencia.
3.    Prevenir situaciones y comportamientos que ponen en riesgo la convivencia.
4.    Dar el mismo trato a todas las personas, sin perjuicio de las medidas especiales de protección que deban ser brindadas por las autoridades de Policía a aquellas que se encuentran en situación de debilidad manifiesta o pertenecientes a grupos de especial protección constitucional.
5.    Promover los mecanismos alternativos de resolución de conflictos como vía de solución de desacuerdos o conflictos entre particulares, y propiciar el diálogo y los acuerdos en aras de la convivencia, cuando sea viable legalmente.
6.    Recibir y atender de manera pronta, oportuna y eficiente, las quejas, peticiones y reclamos de las personas.
7.    Observar el procedimiento establecido en este Código, para la imposición de medidas correctivas.



8.    Colaborar con las autoridades judiciales para la debida prestación del servicio de justicia.
9.    Aplicar las normas de Policía con transparencia, eficacia, economía, celeridad y publicidad, y dando ejemplo de acatamiento de la ley y las normas de convivencia.
10. Conocer, aplicar y capacitarse en mecanismos alternativos de solución de conflictos y en rutas de acceso a la justicia.
11. Evitar al máximo el uso de la fuerza y de no ser esto posible, limitarla al mínimo necesario.

Ahora bien, la Policía Nacional hace un llamado de sensibilización especialmente a cada ciudadano y ciudadana de este departamento a que adóptenos estas reglas básicas de convivencia y entre todos podamos construir una mejor sociedad.

Para garantizar la educación a los niños de La Guajira, Ministerio asume el manejo del servicio

6:33 a. m.

El Gobierno nacional asumió temporalmente el manejo directo de la educación en el departamento de La Guajira, ante la mala calidad de la prestación de este servicio y para dar un manejo transparente a los dineros que por este concepto transfiere al departamento.
La medida hace parte del paquete de intervención a la administración de La Guajira que dispuso este martes el Gobierno nacional, luego de la reunión del Consejo de Política Económica y Social (Conpes) para analizar las situaciones excepcionales que se vienen presentando en esa zona del país.
Además de la educación, el Gobierno nacional asumirá el manejo de la salud y agua potable en La Guajira, para lo que designará un equipo desde Bogotá que permita garantizar a los habitantes de ese departamento la correcta administración de los recursos y la prestación eficiente de esos servicios.
Según el documento suscrito tras la reunión en la Casa de Nariño, "una evaluación detallada de estos sectores muestra grandes falencias en el uso y manejo de estos recursos por parte de la Gobernación y los municipios receptores. Esto ha generado que estos servicios no lleguen efectivamente a una gran parte de la población guajira".
En cuanto al Sector Educativo, Yaneth Giha, ministra de Educación Nacional, dijo que la intervención busca garantizar el servicio a 217 mil niños y jóvenes del departamento, pues hoy se encuentra en riesgo. Hay 15 mil niños que no están matriculados, se presentan inconsistencias en los informes financieros y existen gastos administrativos superiores a los autorizados.
Con la intervención, los 513 mil millones de pesos que transfiere anualmente el Gobierno nacional a la educación de La Guajira serán manejados directamente por el Ministerio.
"Estamos asumiendo las competencias de la educación en el departamento, básicamente de las cuatro secretarías que operan actualmente en La Guajira, que son la departamental y las de los municipios de Riohacha, Uribia y Maicao -explicó la ministra Giha-. Estamos enviando un equipo que garantice la cobertura, la calidad y la equidad en ese servicio; ya está nuestro plan en marcha para poder lograr ese objetivo: que los niños puedan asistir a clases y tengan garantizado el mejor servicio en todos los tres componentes".
El informe del Conpes da cuenta, además, de contrataciones sin el lleno de los requisitos legales e irregularidades en el reconocimiento de horas extras de maestros, que no hay registros de entrega de dotaciones a docentes e instituciones educativas en varios años, y pérdidas de recursos de la Nación por el no reporte de información.
En alimentación escolar, durante el segundo semestre del 2016, en 12 de los 15 municipios del departamento no se ejecutó el dinero destinado para la prestación del servicio. En el caso de Riohacha, ya hay un proceso de investigación por parte del a Fiscalía. Por ello, el Ministerio de Educación Nacional asumirá también el manejo de los recursos de la alimentación escolar.
"Insisto, el objetivo es garantizar el servicio de educación para los niños de La Guajira. Eso nos lleva a asumir esas funciones", puntualizó la ministra Yaneth Giha.
Las medidas se toman por tres años, lapso que puede acortarse si se logran las metas del Plan de Desempeño de manera anticipada.

“La cartilla es un instrumento pedagógico para el autoreconocimiento y empoderamiento de la población afroguajira” aseguran los coautores

6:31 a. m.
Con la presencia de investigadores, docentes, académicos y representantes de los consejos comunitarios afros se lanzó la cartilla Afrodescendientes en La Guajira. El acto se cumplió en el auditorio Luis Antonio Robles del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA).

La publicación contó con el apoyo del Centro de Estudios Sociales y del Departamento de Trabajo Social de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Colombia, a través el grupo de investigación: Igualdad Racial, Diferencia Cultural, Conflictos Ambientales y Racismos en las Américas Negras (IDCARÁN).

La cartilla  se elaboró en el marco del proyecto Retos en los Procesos de Auto-identificación Étnica-Racial  en Municipios con Alto Mestizaje Interétnico y Racial  con Miras al Próximo Censo Nacional de Población y Vivienda en el Caribe Colombiano.

Conviene anotar que dentro de los coautores se encuentran docentes, egresados  y funcionarios vinculados a la Universidad de La Guajira, quienes desarrollan investigaciones acerca de las comunidades afros y su aporte en la construcción de la democracia colombiana.

Los coautores son:

Claudia Mosquera Rosero-Labbé: Profesora asociada del Departamento de Trabajo Social e investigadora del Centro de Estudios Sociales CES de la Universidad Nacional de Colombia, sedé en Bogotá. Trabajadora social de la Universidad de Cartagena, magíster en Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Paris III. PhD en Trabajo Social  de la Universidad de Laval. Actualmente es la directora del Grupo IDCARAN. Sus investigaciones han sido financiadas por Colciencias, la Fundación Ford Área Andina y Cono Sur, la División de Investigaciones de la Universidad Nacional de Colombia y la Asociación de Universidades canadienses AUCC.

Es miembro activo y fundadora del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Proceso de Paz, que se desarrolla en la Habana –Cuba de la Universidad Nacional de Colombia  y encargada del tema de víctimas.

Deivis Ojeda Iguarán: Licenciado en Lenguas  Modernas de la Universidad de La Guajira y especialista en Ética y Pedagogía de la Universidad Juan de Castellanos de Tunja- Boyacá. Fue asistente de Fredy González  Zubiria en el libro Cultura y Sociedad Criolla de La Guajira. Ha publicado escritos en varios periódicos y revistas. Autor de los símbolos heráldicos (escudo y bandera) de los corregimientos de Barbacoas y Carraipia. Coautor del libro Cultura Gastronómica  Tradicional de la Zona Rural Afro de La Guajira.

Ernell Villa Amaya: Docente investigador de la Universidad de La Guajira, miembro del grupo de investigación Aa-in, doctor en Educación sobre estudios interculturales de La  Universidad de Antioquia, Tesis Summa Cum Laude. Profesor de Historia Política de la Educación en Colombia, Etnoeducación Afrocolombiana y Cátedra de Estudios Afrocolombianos. Asesor metodológico  para la construcción de procesos curriculares  en comunidades afrocolombianas, ex miembro de la Comisión Pedagógica Nacional, con distintas publicaciones y artículos en revistas especializadas.

Doris Cabeza Escobar: Comunicadora social-periodista egresada de la Universidad Autónoma del Caribe de Barranquilla, con una  amplia experiencia en radio y periodismo con énfasis cultural. Coautora del proyecto audiovisual Riohacha, Mar y Marinos. Miembro de la Fundación Agguanillé. Ex consejera Departamental y Nacional de Cultura. Gestora cultural.

Desarrolló el año anterior el Proyecto cultural Ruta Negra en La Guajira Fase II con el apoyo del Ministerio de Cultura y el Programa Nacional de Concertación Cultural. Periodista en ejercicio, miembro del equipo de Comunicaciones de la Universidad de La Guajira. Asesora de prensa  de las organizaciones culturales Tradición y Cultura, Corporación Cultural Jayeechi, entidades organizadoras del Festival Internacional de Cuenteros Akuentajui y del Festival Internacional de  teatro Teatrízate.

El largo camino jurídico que le queda al caso Colmenares para ver un fin

6:12 a. m.




Tomado de: http://www.pulzo.com

Luis Alonso y Jorge Colmenares, padre y hermano del joven muerto, han dicho que apelarán, y eso podría tardar unos seis años más.


A la apelación de la familia se podrían sumar las de la Fiscalía y la Procuraduría. En todo caso, de presentarse este recurso, el proceso pasaría al Tribunal Superior de Bogotá, instancia que se toma hasta año y medio para fallar este tipo de recursos, explicó Hernando Herrera, de la mesa de trabajo de Caracol Radio.
La decisión de la juez 11, Paula Jiménez, que absolvió este lunes a Laura Moreno y Jessy Quintero, es de primera instancia, precisó Herrera, “y la apelación hace que exista una segunda instancia, pero ya por un cuerpo colegiado, que en este caso el Tribunal Superior”, agregó.
T
ambién dijo que el caso podría ir hasta la Corte Suprema de Justicia si se interpone un recurso extraordinario de casación, que haría que la Sala Penal de ese alto tribunal conozca de este asunto, en última instancia. Allí el fallo definitivo podría tardar hasta cuatro años.
Así las cosas, de llegar hasta esa instancia, el caso Colmenares estaría a mitad de camino, comoquiera que ya han pasado seis años del proceso desde que se presentó la muerte de Luis Andrés, la noche del 31 de octubre de 2010, cuando fue encontrado en el caño El Virrey, norte de Bogotá, después de una fiesta de ‘Halloween’.
Pero ese camino está dispuesto a recorrerlo la familia del joven. “Hasta el último día de mi vida yo no descanso hasta que haya justicia en el caso de Luis Andrés. En eso no claudico”, dijo el padre del joven en la misma emisora.
Además, explicó que seguirá sometido a la justicia civilizada a pesar de su idiosincrasia guajira en la que los problemas se resuelven “de la forma como esa misma raza ha acabado familias enteras, incluso hasta en años recientes, como se fueron exterminando unas familias con las otras cobrándose la una con la otra porque era la manera como resolvían sus problemas”.
Para ser más claro, ilustró su reflexión: “Si en Villanueva (La Guajira) hubiera sido ese crimen, al día siguiente ya estaba resuelto”.


“Perdóname Luis Andrés, perdóname”: Laura Moreno

5:54 a. m.
Tomado de: http://www.las2orillas.co

Estas palabras las escuchó Luis Alonso Colmenares frente al féretro; no se resigna porque sigue convencido que a su hijo lo mataron
 
La última vez que Luis Alonso Colmenares Rodríguez vio a su hijo fue en una banca de la capilla del Aeropuerto El Dorado. Era el 30 de octubre del 2010 y el entonces presidente del Consejo Técnico de la Contaduría Pública del Ministerio de Hacienda viajaba a Santiago de Chile a dictar unas conferencias. Se dieron un abrazo, se dijeron que se querían, que se iban a extrañar. Las siete horas de vuelo las pasó sin presentimientos ni sobresaltos. Al llegar al hotel lo esperaban con una noticia: su hijo Luis Andrés había muerto en circunstancias que nadie podía explicar. Sin cambiarse la ropa fue al aeropuerto y abordó un avión de regreso a Colombia.
Para Oneida Escobar, la madre, las cosas fueron todavía más difíciles. Se había quedado en su casa en el Barrio Quirinal de Bogotá dormida al lado de Jorge, su hijo menor. A las cuatro de la mañana de la madrugada del 31 de octubre de 2010 la despertó una llamada hecha desde el celular de Luis Andrés. Contestó la llamada y era Gonzalo Jiménez, el compañero de su hijo en la universidad de Los Andes y quien lo había recogido, junto con Laura Moreno, para ir a una fiesta de disfraces en donde él estrenaría su traje de Diablo. Gonzalo, con la voz entrecortada, le dijo que no sabían nada de Luis Andrés, que había salido corriendo y había desaparecido en el Caño el Virrey. Sin esperar más Oneida y Jorge tardaron 20 minutos en llegar al sitio. En el CAI del Virrey estaban Gonzalo, Laura y un borracho al que no le entendían nada de lo que le decían. Jorge, desesperado, quería meterse al caño y sacar de allí a su hermano pero no lo dejaron. Casi 12 horas después encontraron muerto a Luis Andrés.
Cuando Luis Alonso regresó al país vio desfilar ante él los rostros de los amigos de su hijo. No entendía nada de lo que le decían. Lo único que quedaba claro es que todo tenía que estar listo para llevarlo a su tierra, Villanueva Guajira, y enterrarlo en suelo wayuu. Colmenares Rodríguez quería continuar con su vida académica que lo había llevado a hacer cuatro especializaciones que lo habían convertido en subcontador general de la República, en asesor del gobierno en temas contables y económicos y en profesor en 12 universidades desperdigadas por todo el país.
Las explicaciones del Fiscal no encajaban para Luis Alonso. Tampoco el dictamen de medicina legal que le encontró una cantidad enorme de alcohol en su organismo lo convencían, mucho menos los relatos de los amigos de Luis Andrés. No podía ser un suicidio, algo que estaba muy lejos de sucederle a un guajiro de 20 años que además estaba feliz estudiando en Los Andes y en donde incluso era monitor de su clase.
Pero lo que más le dolía a Oneida era el silencio de Jessy Quintero, quien fuera la mejor amiga que pudiera tener Luis Andrés. Se la pasaban juntos haciendo los trabajos de la universidad. Los papás de la muchacha lo querían. Oneida, desvelada, la esperaba afuera de Los Andes todos los días para preguntarle qué había pasado pero la muchacha, apenas la veía agachaba la cabeza y no le respondía nada. Las dudas que tenía se le disiparon el día en que se encontró con su hijo en un sueño: “Gorda, no busques más, las respuestas las tengo en mi cuerpo, búscalas”. Fieles a su cultura guajira ordenaron desenterrar el cuerpo. Luis Alonso consultó a un experto en medicina forense para que le diera un concepto sobre la autopsia. Ese mismo día empezaron a salir a la luz errores, omisiones y alteraciones que desvirtuaban la tesis de que el muchacho había caído accidentalmente al Caño del Virrey. Entonces empezó la historia del juicio más mediático en la historia de la justicia colombiana.
 
Ni siquiera la sentencia emitida el 20 de febrero de 2017 por la juez Paula Astrid Jiménez Monroy en donde quedaron absueltas Jessy Quintero y Laura Moreno, ha podido hacer que Luis Alonso y Oneida cierren el capítulo de la muerte de su hijo. En los siete años de lucha, Colmenares Rodríguez se aferra a lo que él cree son evidencias plausibles del crimen: el día que el Tribunal Superior de Bogotá absolvió a Carlos Cárdenas dejaron en claro que la muerte de Luis Andrés fue producto de un asesinato en el que intervinieron varias personas por los golpes que tiene en todo su cuerpo.
Cuando velaban su cuerpo en el liceo Cervantes él escuchó como Laura Moreno se acercaba al féretro y le decía en susurros, “Perdóname, Luis Andrés, perdóname”. Ha escuchado conversaciones comprometedoras entre Carlos Cárdenas y Laura Moreno. Por eso, a mediados del 2015, se peleó en plena audiencia pública con el radiólogo maxilofacial forense German Aguilar Méndez quien dio pruebas de que la muerte de su hijo había sido accidental. Por eso ya no le habla a los compañeros de su hijo en la universidad de Los Andes, a todos aquellos que lo acompañaron en la última rumba, la que vivió en la madruga del 31 de diciembre del 2015. Por eso se ha granjeado la enemistad de medio país quien cree que sus modales y sus declaraciones frisan la altanería, algo que sus alumnos niegan rotundamente.
Aún con la absolución de Jessy y Laura, Luis Alonso no baja los brazos. Como buen guajiro sabe que la peor lucha es la que no se da.

Noticias Febrero 22 de 2017

5:49 a. m.






Gobierno Nacional interviene los recursos de salud, educación y agua potable de La Guajira.
Con la intervención, desde ayer los $513.000 millones que tienen como destino específico el sector de educación, dineros en su gran mayoría utilizados para el pago de la nómina de los maestros, salud y pensiones pasaran a ser manejados de manera directa por el ministerio de educación.
Para agua potable están proyectados $56.000 millones dedicados a agua y para salud $216.000, esos recursos se manejaran a través de un grupo interdisciplinarios conformado por los ministros de Educación, Salud y Vivienda, quienes coordinaran con las autoridades municipales y departamentales la implementación de la contratación y agilizaran los proyectos de inversión que se encuentran en proceso de ejecución.
De esa manera se empezó a cumplir el plan de intervención directa del gobierno nacional al departamento de La Guajira, al finalizar la reunión del Consejo de Política Social, el propio presidente Juan Manuel Santos informo que los recursos del Sistema General de Participaciones en los sectores de Salud, Educación y Agua Potable, serán manejados desde los ministerios de Salud, Educación y Vivienda, quienes asumirá directamente la administración de dichos recursos, inicialmente por un año, que podrán prorrogarse a tres.

Gobierno llega a La Guajira a poner orden y a acabar con la corrupción, asegura MinHacienda.
El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas Santamaría, advirtió ayer que la intervención que se ordenó al departamento de La Guajira en los sectores de salud, educación y agua busca “poner orden en la casa” e intentar frenar cualquier mecanismo de corrupción.
Cárdenas reveló que los funcionarios que llegarán a La Guajira, y quienes están en el proceso de definición desde Bogotá para asumir el control en estos tres sectores en todo el departamento, revisarán lo actuado  hasta el momento para tomar los correctivos a los que haya lugar.
Las personas que llegarán lo primero que harán es el inventario de qué es lo que hay, cuáles son los servicios, a quiénes se les están prestando, a quiénes se les están haciendo los giros y romper con una cadena que presumiblemente existe, hay muchos indicios de que la corrupción es generalizada en el departamento, insistió Cárdenas.

Desde ayer los funcionarios de los sectores intervenidos por el gobierno quedaron sin competencia alguna.
Ayer el ministro de hacienda Mauricio Cárdenas también afirmo a los medios en la capital del país que en la Guajira quienes venían ejerciendo funciones en los sectores de salud, educación y agua potable ya no tendrán la competencia y cesa su función de ser ordenadores del gasto y serán las personas designadas por el Gobierno quienes asuman esa competencia.
El ministro de Hacienda, sostuvo que las tres personas que asumirán el control de la salud, educación y agua serán designadas por los respectivos ministerios. En consecuencia con lo anterior todas las personas que trabajan en los sectores intervenidos quedarán bajo la orientación de las personas que envía el Gobierno Nacional por un lapso de tres años, dijo Cárdenas Santamaría.
Nunca antes se había tomado una decisión de este alcance. Tres sectores: educación, salud y agua al mismo tiempo en un mismo departamento. Esta decisión no tiene precedentes en nuestra historia reciente desde que existen estas trasferencias  y desde que se le entregó esa competencia a los entes territoriales, aseguro el ministro.

Mineducación también administrará recursos para la educación y alimentación escolar de niños en los municipios certificados.
Por un periodo de tres años el Gobierno Nacional asumirá el manejo directo de la educación en el departamento de La Guajira, ante la mala calidad de la prestación de este servicio y para dar un manejo transparente a los dineros que son desviados y no llegan a los niños del departamento.
La medida hace parte del paquete de intervención a La Guajira que dispuso este martes el presidente Juan Manuel Santos, luego de la reunión del Consejo de Política Económica y Social (Conpes) para analizar la crisis que viene presentando La Guajira.
Estamos asumiendo las competencias de la educación en el departamento, básicamente de las cuatro secretarías que operan actualmente en La Guajira, que son la departamental y las de los municipios de Riohacha, Uribia y Maicao. Estamos enviando un equipo que garantice la cobertura, la calidad y la equidad en ese servicio; ya está nuestro plan en marcha para poder lograr ese objetivo: que los niños puedan asistir a clases y tengan garantizado el mejor servicio, aseguró la ministra de Educación, Yaneth Giha.

Presidente Santos designó a Minvivienda para poner orden en materia de agua potable en La Guajira.
La Ministra de Vivienda, Ciudad y Territorio, Elsa Noguera, señaló que desde hoy su cartera asumirá la administración de las competencias del sector de agua potable y saneamiento básico, incluido el del Plan Departamental de Aguas (PDA) de La Guajira, con el fin de apoyar institucionalmente al departamento y llevar a cabo las obras que se encuentran retrasadas, frenadas o sin iniciar en materia de agua potable y saneamiento básico.
El anuncio lo hizo al finalizar la sesión del Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes), que fue convocado de urgencia por el presidente Juan Manuel Santos con el fin de dar respuesta a los graves problemas administrativos de La Guajira. El departamento ha tenido cinco gobernadores en los últimos seis años.
Vamos a acelerar el ritmo de las obras que actualmente se encuentran en ejecución para aumentar la cobertura tanto de agua como de alcantarillado. También hay que  reiniciar una serie de obras contratadas por el Plan Departamental de Agua que hoy en día se encuentran suspendidas y aumentar la inversión en el sector, aseguró la jefe de la cartera de vivienda y agua.
La cuarta tarea, según la ministra Elsa Noguera, es avanzar rápidamente en los esquemas diferenciales que permitan que las zonas que no tienen las mismas condiciones de una zona urbana, puedan tener un esquema diferenciando las particularidades de esa misma zona  para que mejoren las coberturas en las zonas de alta dispersión.

El ICA participó en la mesa intersectorial sobre desarrollo de las zonas de fronteras en La Guajira.
El gerente del ICA en La Guajira, Jaime Andrés Aragón, participó en la mesa de concertación y diálogo  sobre desarrollo de las zonas de fronteras, convocada por la alcaldía de Maicao, a la que asistieron delegados de la Cancillería, Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Bancoldex, Cámara de Comercio de ciudad,  representantes de la Policía Fiscal y Aduanera,  Ejército y productores.
El funcionario manifestó que los ganaderos y agricultores dieron a conocer los inconvenientes presentados en las movilizaciones de los productos agropecuarios, así mismo, se identificaron los temas que le competen al ICA y a otras instituciones del Estado, para realizar una agenda conjunta con su respectiva hoja de ruta.
El Instituto Colombiano Agropecuario estableció sus compromisos, entre ellos, llevar a cabo jornadas de educomunicación, eventos dirigidos a los productores de la zona para actualizarlos en lo concerniente a requisitos sanitarios y fitosanitarios, y  los trámites requeridos para ser tenidos en cuenta con antelación a las movilizaciones.
De igual modo, se acordó convocar una reunión con las autoridades militares con el propósito de  actualizar conocimientos sobre los documentos que deben verificar con productores y comercializadores, para ejercer con eficiencia la labor de control.

La cartilla es un instrumento pedagógico para el autoreconocimiento y  empoderamiento de la población afroguajira.
Con la presencia de investigadores, docentes, académicos y representantes de los consejos comunitarios afros se lanzó la cartilla Afrodescendientes en La Guajira. El acto se cumplió en el auditorio Luis Antonio Robles del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA).
La publicación contó con el apoyo del Centro de Estudios Sociales y del Departamento de Trabajo Social de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de Colombia, a través el grupo de investigación: Igualdad Racial, Diferencia Cultural, Conflictos Ambientales y Racismos en las Américas Negras.
La cartilla  se elaboró en el marco del proyecto Retos en los Procesos de Auto-identificación Étnica-Racial  en Municipios con Alto Mestizaje Interétnico y Racial  con Miras al Próximo Censo Nacional de Población y Vivienda en el Caribe Colombiano.
Conviene anotar que dentro de los coautores se encuentran docentes, egresados  y funcionarios vinculados a la Universidad de La Guajira, quienes desarrollan investigaciones acerca de las comunidades afros y su aporte en la construcción de la democracia colombiana.
 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20