Hace 3 años Tonny Lopez Soto falleció. Su sueño de ser uno de los grandes del vallenato se vio truncado por un accidente.


Por: Edison De La Hoz y Vizcaíno.

Viva tu Fm 88.1 - 15 de Enero de 2015.

Eugenia Soto Cuadrado y Carlos Lopéz Carrillo, villanueveros de nacimiento, de crianza y de corazón, se conocieron hace tres décadas cuando Carlos Lopéz un joven de  porte  y contextura, melena lacia  negra que aún conserva, físico de extranjero al ser descendiente  de los carrillos. Alemanes emigrantes hacia España y de esta  compitieron junto con Cristóbal Colon por la exploración, conquistacolonización e invasión al continente americano, resultando en el nacimiento de nuevos pueblos, culturas y estados; los Carrillos se apostaron en el hoy municipio de Barrancas La Guajira de dónde es heredero el papá de Tony Lopéz.

Eugenia Soto Cuadrado, villanuevera de porte bajo, facciones  de la mujer Latina-indígena, cabellera india negra al largo de los glúteos, se encontraba en una de las habitaciones de su residencia en el barrio Las Delicias, cundo  el tímpano de sus oídos captaron una voz sonora de locutor o de cantante de boleros, quien dio las horas y preguntó a un ramillete de lindas muchachas como Eugenia, que se encontraban sentadas debajo del palo de Maíz Tosta'o en la puerta de su residencia “Buenas aquí vive  Enrique Vallejo”.

Esta casualidad o mejor equivocación o quien sabe a propósito, aunque ellos alegan que fueron cosas del destino flechó a Eugenia, el corazón se le aceleró, las palpitaciones eran más seguidas de lo normal al solo escuchar la voz de “Buenas” eran las 7 de la noche, 32 minutos y 12 segundos exactamente cuando la pifia, un error de cálculo o por otro motivo de Carlos Lopéz, llegó a este lugar equivocado, porque la casa que buscaba estaba en la otra acera de la misma calle y barrio, desde el aposento donde se encontraba  Eugenia preguntó a sus amigas ¿quién llegó ahí? no recibiendo una repuesta que la satisficiera ¿Será que Carlos al igual impactó a las presentes? por lo que Eugenia decidió salir a la puerta y al  ver a ese galán por vez primera lo invitó a que se sentara y entre todas empezaron a entrevistarlo ya que era la primera vez que lo veían.

 Este acaso, quizás tal vez de Carlos Lopéz Carrillo, duró hasta las 12 de la noche 43 minutos y 18 segundos, charlando con las muchachas de moda y continúo todas las noches las visitas, estas ya no en busca de Víctor Vallejo, sino en busca de amistades en otros sitios del municipio de Villanueva, la constancia y permanencia de las visitas de Carlos, finalizó con los amoríos con Eugenia, y el visto bueno de sus padres y hermanos, se comprometieron y a los 9 años de vida marital nació su primer hijo al que bautizaron con el nombre de Tony.

En Villanueva La Guajira el 21 de Noviembre de 1986, nació en el seno del humilde hogar de los jóvenes Eugenia Soto Cuadrado y Carlos Lopéz Carrillo, un niño sano, fuerte, el cual fue bautizado como TONY LÓPEZ SOTO, quien en su niñez no sufrió de ninguna enfermedad como lo es natural a esa edad, manifiesta su señora madre que nunca les tocó correr en busca de asistencia médica ya que desde su nacimiento fue saludable, Tony se levantó a la par con su hermano Wilker quien nació al siguiente año y crecieron juntos, fueron matriculados en el CAI de Villanueva, donde fue muy apreciado por las madres comunitarias que estaban al frente de las atenciones de los niños, de este centro escolar infantil fueron matriculados en el colegio Rafael Antonio Amaya. Tony y su hermano Wilker fueron los primeros alumnos matriculados al inicio de la fundación de esta institución educativa.

Las profesoras  Lumiria Pareja y Ledys Baquero fueron las buenas profesoras que quisieron a ese alumno. Tony el cual se destacó desde muy niño como uno de los inquietos al ser muy sociable tanto con los docentes como con sus compañeros de estudio, marcó desde muy niño la inquietud de que sería alguien en la vida y a muy corta edad lo fue, “ídolo de la juventud de Villanueva” culminó su bachillerato con el programa de validación, con el objetivo de dedicarse a la música su otra pasión.

A los 12 años se obsesionó, por la cría de gallos finos y se convirtió desde muy niño como gallero apostador y criador de pájaros de diferentes especies, profesión esta de mucha preocupación de sus padres quienes buscaron la forma más saludable para que Tony se olvidara de esta carrera; con el apoyo de una tía de parte de madre lo trasladaron al vecino país de Venezuela en Caracas con el propósito de que se olvidara de los gallos, la llegada de Tony a esta familia fue tan halagadora que programaron un paseo al mar donde en un descuido y ubicación del sitio escogido para bañarse el cual era prohibido por tener arena movediza, casi se ahoga, fue sacado por su tío político y llevado a un centro asistencial donde le aplicaron los primeros auxilios y fue salvado de milagros al serle extraído el agua y los musgos que había absorbido en su desesperación.

En Caracas a los 12 años cantaba en los cultos de los evangélicos, los pastores y hermanos de religión lo buscaban para que les cantara y manifestaban que algún día lo verían cantándole al señor, se les cumplió el vaticinio. Tony está en la diestra de Jesús de Nazaret cantándole junto con  Rafael Orozco, Juancho Polo Valencia, Alejo Duran, Emiliano Zuleta “el viejo”, Kaleth Morales, Pacho Rada, Jesús Manuel Estrada, Patricia Teherán, Adaníes Díaz, Katiuska Mendoza y últimamente se anexo Diomedes Díaz; para conformar la agrupación no de los 12 apóstoles, si no de los 12 cantantes de música de acordeón con Jesús.

Tony, independientemente de ser hijo y hermano era amigo de sus padres y hermanos, y familiar de sus amistades, era comunicativo y prematuro, parecía que había vivido mucho, pero era sólo apariencias, no conoció la malicia y se movía ingenuamente en forma abierta y natural. Irradiaba una personalidad y una  alegría extraordinariamente exuberante se apreciaban en las casas de amigos y sitios de diversión que visitaba, en las tarimas era un monstruo y pisaba firme, con seguridad, sus seguidores y fanáticos lo transformaban,  su carisma contagiaba a todas las personas que se acercaban para estrecharle la mano y darle un saludo de oso un abrazo villanuevero y expresarle su admiración.

Como todo artista sobre todo los de la música de acordeón fue mujeriego convivió en su corta edad con varias jóvenes de Villanueva, Urumita, El Molino, San Juan del Cesar, Bogotá y de Medellín, solo le parió una de las tantas villanuevera María Elena Rueda  Contreras quien le dio dos hijos Anthony de 6 años  y Yigner Chanel Lopéz Rueda de 5 años hembra y barón. Desde muy niño mostró los dotes de músico viene de una dinastía de parte de padre y madre, tíos y abuelo acordeonero, viajaba constantemente a Venezuela con “Luis Quedao” quien se lo llevaba para que cantara en el viaje y no dormirse manejando; en uno de esos viajes unos pasajeros evangélicos lo invitaron a que cantara en Maracaibo y “Luis Quedao” siguió a Caracas y de regreso lo recogía, le propusieron que les grabara un Cds a los de la iglesia,  se presentó a Villanueva alegre con plata y ropa que le regalaron  le comentó a su Papá que lo habían invitado a grabar, a Tony se le abrieron las puertas a muy temprana edad y a pocos años de estar incursionando en el mundo de la música de acordeón.

En una ocasión llegaron a la puerta de sus padres  un señor con una mujer y un joven en épocas de la política a llevárselo para el interior del País a grabar, pero sus padres se atemorizaron y no lo dejaron ir por la desconfianza a los presentes creyendo que podían ser narcotraficantes,  la no ida de Tony truncó al igual el proyecto musical en otras latitudes de Jonatán Bolaños quien dijo que “Si no va Tony yo tampoco voy” a  Tony lo invitaban a las parrandas para que cantara, nunca despreció a los que lo invitaban, recuerdo las palabras de este joven proyecto musical “No manitooo págale a los muchachos del conjunto manitooo a mí no me pagues yo voy de gratis manitooo” todo esto por su voluntad de surgir en la música, le pagaba a los moto taxistas para que le trajeran al cajero, al acordeonero, al guacharaquero, el de la tumbadora, el baterista, con otra moto a buscar los instrumentos.

Todas estas peripecias lo obligaban en pensar que tenía que tener  sus propios instrumentos y fue así como viajó a Bogotá y compró Guacharaca, batería, caja, amplificación, llamó a sus amigos para presentarle los instrumentos que había adquirido los cuales alquilaba a otros conjuntos entre ellos  Junior Santiago y El Churo Díaz, dentro de sus proyectos inició la construcción de las columnas para construir una segunda planta en la casa de sus padres la cual acondicionaría para la instalación de unos estudios de grabación y local para practicar sus canciones.

Un día antes del accidente Tony le dijo a su papá que se iba a desordenar que se sentía aburrió, que se iba a meter unos traguitos, a la 1 y 20 de la mañana regresó a su casa tocó, su padre le abrió ya que su señora madre se encontraba en Riohacha y le dijo “Mijo guardá el Carro” a lo cual le respondió que iba a llevar al guitarrista y regresaba, se metió a su cuarto y llorando le dijo “Papi me hace falta mi mami me siento solo”, sacó la camisa morada y hablando por celular con la novia de San Juan del Cesar,  la doctora, le manifestó “Mi amor me voy a poner lindo voy a ponerme esta camisa morada pa poneme lindo como cuando nos conocimos” se fue y dio la vuelta en el parque La Unión, aquí se le montaron Rosa María Vitola Nieto de 16 años y Juan Ballesteros Villarreal  de 39 años los cuales la familia y amistades de Tony nunca los conocieron como sus amigos y es la hora que no se explican y se preguntan ¿cómo fue que viajaban con Tony en su carro?.

Salieron para el barrio Blanca Martínez, donde estaban amigas y amigos y cantó a capela en la banca del parque el disco “Mozza” al culminar le tiró la memoria a una amiga del interior del país que se encontraba en la parranda diciéndole “Coge quédate con eso de recuerdo eso te queda de recuerdo, me voy”  la joven trato de convencerlo para que no se fuera lo cual le fue imposible, en varias oportunidades le dijo que porque se iba si ahí había ron, los ruegos no convencieron al cantante Tony Lopéz.

Llegaron a la plaza Bolívar, al poco rato se dice que el acompañante desconocido Ballesteros Villarreal, se ubicó en el timón saliendo a gran velocidad para la calle principal, saltándose los reductores de velocidad y dirigiéndose para el vecino municipio de Urumita, a eso de las 5 de la mañana un amigo de Urumita de Carlos Lopéz padre de Tony llegó a su casa preguntándole de que color era el carro y le comentó que había un accidente hay un muerto pero no se sabe quién es, el presentimiento de padre le respondió “Ese es mi hijo ese es mi hijo” llamó a sus otros dos hijos varones Jeison y Wilquer, el amigo los llevó hasta el sitio del siniestro, ya tony yacía muerto en el suelo lo encontró arropado y los curiosos tomado fotografías con sus celulares, en el sitio le dijeron que Tony no iba manejando, su padre y hermanos procedieron a cargarlo y llevárselo sin esperar el levantamiento del cadáver del artista del folclor vallenato.

Al llegar a su residencia la encontró aglomerada de su fanaticada y de curiosos espontáneos que se acercan a aprovechar los tumultos para apropiarse de lo ajeno, se llevaron en el sitio del accidente el porta memoria y otros lujos del carro, en su casa se llevaron las colonias, un dinero que tenía debajo del colchón, la grabadora de periodistas que utilizaba para escuchar sus interpretaciones, camisas y suéteres tocó solicitar la ayuda a la policía y a los vecinos para restablecer el orden.

Tony, era muy especial, detallista, sobre todo para el día de las madres salía a poner serenatas a las madres de sus amistades, comenta su padre que estando con el cadáver en la sala lo llamaron al celular para varios toques y otra propuesta desde el Huila para que llevará las canciones ya que le iban a financiar la grabación del Cds.

Ángel Tomas Vega, su fiel amigo de toda la vida comentó las anécdotas de Tony, le gustaba mucho las canciones de Miguel Morales, Kalet y Jean Carlo Centeno, tenían crías de gallo fino en el patio pero no le importaba regalárselo a quien les gustara, un primo tenía un gallo famoso por haber ganado varias riñas y Tony siempre decía “ese gallo de mi primo tenei que ser mío” cuando de un momento a otro su primo le dijo que le vendía el gallo, Tony corrió donde su padre para que le diera la plata para comprar el gallo fino, era muy sociable, alegre, una gran persona a mí se me mato fue un hermano, cuando le decían a Tony que fulano cantaba mejor que el respondía “fuera otra clase de pájaro, pero pájaro chupa  huevo yo soy es un torbellino” a Tony le lucia lo que hacía y decía, era muy jocoso.
María Elena Rueda  Contreras. De las tantas que compartieron su intimidad con Tony Lopéz, fue la única que le parió tres hijos de los cuales viven dos, se conocieron en el colegio Roque de Alba cuando una amiga llamada Ximena se lo presentó; en el piso de la biblioteca de la institución educativa compartieron una larga charla esto motivo a los profesores que expulsaran a las tres conocidas de Tony Lopéz a María Elena, Ximena y a Karen, esta suspensión no la reportaron a sus padres salían todos los días de sus casas como si fueran a clases y se trasladaban a la casa de Tony a escuchar música hasta que cumplieron la suspensión.

Los padres de Tony con lo sucedido a su hijo se convirtieron en incrédulos. 

Share this:

Publicar un comentario
 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20