Las glorietas de Villanueva, obra o desilusión?


"Hemos visto ala gente hablar en las esquinas sobre las causas y efectos de este caso vergonzoso para Villanueva. Pero lo que más llama la atención es la falta de responsables. Nadie da la cara. Las ideas es culpar a otro y de esa manera ir quitándose la presión de encima. Y mientras tanto, l tiempo corre y sobre el terreno caen lluvias y pasan vehículos y animales. Estos produce como efecto la pérdida total del poquito trabajo realizado hasta ahora, lo cual implica que si se hace un nuevo cálculo tendremos que partir de cero por el deterioro".

Por: Jorge Mario López Nuñez.
Villanueva está ávida de obras. Mi propósito de dejar claro a todos los asistentes y ala comunidad guajira en general, que Villanueva quiere recibir inversiones; pero eso si, inversiones que vengan impulsadas por la sensibilidad social, y no por la necesidad de agrandar patrimonios particulares en detrimento de las necesidades más elementales de nuestros niños, jóvenes y adultos.

Créanlo, aunque el fondo de esta sea el desastre de una obra especifica, lo que verdaderamente lamentamos es la desilusión de todo un pueblo que se ha visto utilizado; y digo utilizado, porque fue escogido como el epicentro de un negocio que al único que no favorece es al mismo pueblo. Si, utilizado porque fue seleccionado como el lugar perfecto para montar un proyecto inútil que estaba empolvado en una gaveta en Bogota.

Con toda seguridad hoy escucharemos números y datos que cuadran con precisión. Si miramos bien, ninguno saldrá de aquí siendo culpable del despilfarro más vergonzoso que hemos podido evidenciar en la historia de nuestro pueblo. Pero ¿quien nos quitará la sensación de haber sido burlados por la corrupción? Nadie.

Hoy, sin duda, cada actor interpretará su personaje y desarrollara su escena de manera magistral. Incluso, no descartamos que se nos escape una que otra lágrima y que terminemos nosotros sintiéndonos culpables. Pero lo cierto es que somos victimas.
Somos víctimas del sistema de corrupción más obsoleto que existe en Colombia, porque en otras partes del país los corruptos al menos descaradamente hablan de “robar pero haciendo”. Aquí, en cambio, los vemos pasar por los cargos, gastar grandes presupuestos y lo que nos dejan en un gran hueco.

Pero bien, comencemos por preguntar ¿A quién se le ocurrió que Villanueva necesitaba una glorieta en la salida norte? ¿Porque no se pensó mejor en una obra que tuviera trascendencia en el desarrollo de la población? Hagamos memoria de cómo estaba antes el espacio destruido. No se necesita ser ingeniero civil ni tener conocimientos técnicos especializados para concluir que se trataba de un cruce bien logrado. Todos sabemos que si hubo accidentes pero no fue por fallas en el estado de la vía o por deficiencias en la señalización, si no producto de la imprudencia propia de los que caminan a diario con la ilegalidad.

En todo caso, hay que decir con franqueza que eso no es lo más grave. De, hecho, confiado en la buena fe, podríamos decir que, por lo menos, se trata de una obra pensada para mejorar algo, aunque a ciencia cierta no se sepa qué.

Lo que si esta claro es que hubo desde el comienzo un evidente problema de planeación.
En efecto, cuando una entidad elabora un estudio previo donde plasma una necesidad y una manera de satisfacerla, está en la obligación de hacer un cálculo sobre cuanto le ha de costar llevar a cabo las acciones necesarias para cubrir lo requerido. Así como cuando un ciudadano común desea hacerle mejoras a su casa, y cotiza materiales, mano de obra, etc, así mismo pero con mucho más rigor y profesionalismo, debe hacerlo el ente estatal que quiera solucionar un problema de l comunidad.

Pero en este caso pareciera que quien hizo el estudio previo nunca supo cuanto vale hacer esa obra. Es decir, que seguramente se hizo un presupuesto para muchas cosas, menos para la glorieta. Y aquí es donde uno se ve obligado a preguntarse: ¿donde están los responsables por la falta de planeación? ¿Qué papel ha jugado la contraloría en la revisión del correspondiente estudio previo? Lo triste es que parece ser que el silencio es la consigna de los entes de control en este caso, porque en la guajira la afinidad política está por encima de las responsabilidades individuales.

Por otra parte, cuanto en una licitación pública un proponente presenta su propuesta es porque previamente ha leído con detenimiento el pliego de condiciones y, así mismo, ha hecho sus propios cálculos sobre lo que necesita para ejecutar cabalmente la obra. En ese sentido como si un interesado en un proceso de selección de contratista observa que el presupuesto oficial dispuesto por la entidad no alcanza para desarrollar el objeto del contrato, tiene dos opciones: 1) No presentar propuesta para evitar problemas financieros; o 2) Hacer observaciones respetuosas ala entidad para que modifique las condiciones técnicas o adicionar recursos, a fin de que éstos lleguen a ser suficientes para terminar la obra.

Si en este caso el contratista que está a cargo de la obra no acudió a ninguna de las anteriores opciones es porque desde el principio consideró que el dinero dispuesto para el proyecto era suficiente. Entonces, si era así, ¿porque ahora no alcanza el presupuesto? ¿ En qué se gastó el contratista los recursos que le fueron desembolsados para llevar hasta su terminación la obra? ¿Cuáles fueron las condiciones que hicieron que su propuesta inicial terminara después siendo inviable? ¿Será que esas circunstancias que alteraron los costos eran imposible de prever por parte de la entidad y del mismo contratista.


Igualmente, una vez adjudicado el contrato, se deben designar o contratar un interventor. Pues bien, ¿Qué dice el interventor de sus informes? De qué lado está, se pregunta el pueblo. ¿A quién tenemos que acudir para que se haga justicia, pero sobre todo, para que se termine esa obra?

Hemos visto ala gente hablar en las esquinas sobre las causas y efectos de este caso vergonzoso para Villanueva. Pero lo que más llama la atención es la falta de responsables. Nadie da la cara. Las ideas es culpar a otro y de esa manera ir quitándose la presión de encima. Y mientras tanto, l tiempo corre y sobre el terreno caen lluvias y pasan vehículos y animales. Estos produce como efecto la pérdida total del poquito trabajo realizado hasta ahora, lo cual implica que si se hace un nuevo cálculo tendremos que partir de cero por el deterioro.

Funcionarios que hoy deberían estar aquí dándole explicaciones al pueblo de Villanueva, pero a veces las jerarquías sirven también para evadir responsabilidades.

Dejemos, entonces que sean los asistentes quienes intenten recoger los cedazos de credibilidad que ruedan por nuestras calles

Share this:

Publicar un comentario
 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20