La novia boba.


"Los políticos aparecen cada cuanto, como los mejores amigos de las familias, como los redentores y salvadores de las desgracias sociales, pero cuando consiguen su propósito nos dejan como novias bobas, a las que se vuelven cuando buscan quitarles más y sin dejarle absolutamente nada".

Por: Aliskair Sanim De La Hoz.
Vivir los procesos políticos con apasionamientos diferentes a la realidad que se merece y que vive nuestro municipio se puede convertir en la mordaza del desarrollo social de un municipio querido por muchos, pero inmerso en la indolencia por pocos representados en la clase política.

En la capital de la república y otros lugares del país y del mundo se convierte en la mejor carta de presentación, ante una figura pública e influyente en el ámbito nacional, decir que se es procedente de Villanueva, Guajira y así le ha sucedido a muchos Villanueveros que hoy ostentan cargos importantes y un gran ramillete de relaciones, que si se utilizaran con un interés más social que el particular, apalancaría el desarrollo que nuestra tierra requiere.

Desde lo local se debe ser ambicioso, insistente en que es necesario el cambio de la cultura política que hoy nos abraza y no nos deja mirar hacia adelante. Por eso las alianzas que se han realizado en los últimos días hace ver que nuestros hombres de política no tienen otros intereses diferentes a los propios.

Y es ahí donde se debe reclamar, porque ostentamos un poder natural que nadie nos lo puede quitar; es el poder del voto, nuestra cédula es la herramienta para decidir lo que queremos para nuestra sociedad, nuestra familia, nuestros hijos y hasta para nosotros mismos.

Además de eso deberíamos utilizar las herramientas del poder democrático como las veedurías, el voto programático e incluso la revocatoria del mandato, pero es que nuestra misma sociedad se queda corta en el tema del control político, para que no sólo al alcalde, los concejales, los diputados y el gobernador, sino también a los núcleos minúsculos de la cosa pública como las Juntas de acción comunal, sean dinámicos, activos y que su propósito habitual sea la consecución del bienestar de los ciudadanos.

Decir que las cosas andan mal, y no sólo por parte de los que nos administran sino por los administrados, parece que repercute en el reclamo general, como quien dice, nosotros vivimos así, así estamos bien, sin importar que nos estén ignorando, no queremos decir nada, ni que nadie lo haga.

Esa no es la esencia del poder que nos da elegir y ser elegidos, debemos seguir el proceso administrativo hasta el final invirtiendo cada día para que las cosas se hagan bien. Porque estas alianzas políticas se asemejan al momento en el que se da una patada a un hormiguero y se nota como cada hormiga sale por su lado, por eso es bueno analizar quienes somos nosotros? La hormiga? El hormiguero? El que lo patea?

Hemos recalcado que para que para que se haga una buena gerencia en la administración pública se debe tomar un eje que conduzca a la solución de todos los problemas, así como el presidente Álvaro Uribe se concentró en la seguridad democrática que desencadenó inversión extranjera y solución a muchos problemas, sin desconocer que descuidó asuntos como la inversión social y la atención a los pobres, pero eso es harina de otro costal.

Haciendo un retroceso y analizando administraciones anteriores podemos recordar como Gonzalo Lacouture fue despedido con pitos en la plaza principal después de enfrentar inconvenientes como el éxodo campesino de las veredas las mesas y sierra negra quienes reclamaron desatención del alcalde cafetero y quien prometió mirar al campo.

Llegó Jorge Juan Orozco Sánchez quien dinamizó la parte administrativa en una administración donde hubo inversiones importantes como el de la planta de tratamiento que permitió que los villanueveros dejaran de ver turbiedad en el agua que consumían pero no fue proyectada a más de 20 años lo que obligaría a nuevas inversiones, lo que nunca entendimos porque en ese momento el candidato oficialista en ese entonces fuera arrasado en las urnas por una propuesta liberal que le apuntaba al cambio: Lucho Torres. En ese entonces no fue la mejor despedida de Orozco Sánchez.

Pero para un gobierno municipal con una gran inversión nacional debía hacérsele fácil la gobernabilidad, lo que lamentablemente no fue así. El entonces alcalde no culminó su período y el candidato liberal de entonces Jaime Plata Suárez, sería vencido por una propuesta diferente de un grupo conservador, unido y renovado. A Torres, los villanueveros no alcanzaron a hacerle una despedida.

Ésta administración le apuntó al riesgo político que haya asumido administración alguna, la ley de quiebra o Ley de reestructuración de pasivos, riesgo que en administraciones posteriores sería la bandera política, a pesar de haber tenido fallas administrativas en su momento en parte por la ausencia administrativa que desencadenaban muchas alcaldías del país, y ser azotado el muncipio por la ola de violencia más recia de los últimos años: Incendio en el concejo municipal, bombas en la alcaldía municipal y la casa de la cultura y otros atentados, qua hacía ver a un municipio ingobernable por la violencia y la ausencia administrativa antes mencionada. Daza Cárdenas fue otro de los ex alcaldes que por razones legales no fue despedido por su coterráneos.

Pero el siguiente alcalde, Orozco Sánchez, quien volvería a asumir el poder gracias a unas alianzas políticas con movimientos como “Nueva Guajira”, descuadernado en ese momento y con el apoyo del gobierno nacional comienza a recuperar la seguridad en el campo y la urbe del municipio. Pero se albergaba la esperanza en la imagen de Luis Erasmo Dangond, del que nos asalta la inquietud, cómo será su despedida en el ya muy cercano 2011.

Y los errores en la administración continuarían, porque nunca se ha llegado a tener a una comunidad totalmente plena en satisfacción y no conocemos aún qué se debe hacer para llegar a esa plenitud social.


Por todo esto se hace necesario organizarse, esa es la palabra clave para el desarrollo, la organización, la cooperación, actividad mancomunada, que al parecer no son bien digeridas en el entorno social del municipio. Pero si aplicamos en Villanueva y La Guajira acciones similiares a la de los Santanderes, Antioquia o Valle, esaríamos dando un paso importante.

Sólo se nos permite concentrarnos en las alianzas políticas y en los cacicazgos que aportan poco o nada a la organización de gremios o a la creación de cooperativas para la generación de empleo que es nuestro más grande problema y que repercute en los que generalmente mencionamos en estos espacios.

Los políticos aparecen cada cuanto, como los mejores amigos de las familias, como los redentores y salvadores de las desgracias sociales, pero cuando consiguen su propósito nos dejan como novias bobas, a las que vuelven cuando buscan quitarles más sin dejarle absolutamente nada.

Es el momento de defender lo que nos pertenece como sociedad y no lo que los particulares prometen para sus propios intereses.

Share this:

Publicar un comentario
 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20