La luz al final del túnel.


"A todas estas personas les agradezco infinitamente su gran ayuda de pagarme todo el tratamiento . Quiero decir que estoy muy feliz porque tengo la certeza de que esta vez las cosas van a salir como yo siempre lo he esperado, le pido a Dios Padre todopoderoso muchas bendiciones para todos los que me ayudaron (ya mencionados)y gracias por creer en mí".

Por: Julián Rojas.
Haciendo un autoanálisis de todos los errores que he cometido por mi adicción a las drogas, lo cual no es un secreto para nadie; he llegado a la conclusión, que no existe ninguna justificación para autodestruirse, y desperdiciar mi vida y el talento tan grande que Dios Santísimo me ha brindado. En estos momentos no siento ningún tipo de resentimiento por todos los problemas que me ha ocasionado mi enfermedad, la cual se tornó incontrolable, hasta el punto que me encuentro en estos momentos en La Fundación la Luz en donde estoy recibiendo tratamiento de reeducación, tratamiento que tiene una duración aproximada de 1 año, tiempo en el que estoy seguro que con la ayuda de Dios Padre Todopoderoso y con mi buena Voluntad de cambio total voy a sanar completamente; para luego salir a brindar lo mejor de mí como ser Humano.

Uno de estos días escudriñando en el libro de mis recuerdos, me salpicó en mi mente un Articulo del periodista Juan Rincón Vanegas del diario El Pilón el día 9 de agosto del año 2009, el titulo Detrás del Acordeón -"El Maldito Vicio que destruye" Ahí se refería a un Rey Vallenato que estaba perdido en las drogas y que además ya había estado en un tratamiento de rehabilitación y no había cambiado, con respecto a este tema quiero informarle y aclararle lo siguiente:

Estuve en un tratamiento de rehabilitación en un centro cristiano llamado Antorcha, el cual no es de sana doctrina y además no brinda el tratamiento adecuado para la adicción, además no tuve el dinero para seguir pagando la cuota mensual de $500.000, el primer mes lo pagó mi amigo y hermano Alex Manga, y mi colega Omar Geles quedó en colaborarme pero nunca lo hizo.

Como mi interés era de sanar no me di por vencido; así que tomé la iniciativa de ir hasta COOMEVA E.P.S y me sometí a un tratamiento psiquiátrico en la Clínica del Caribe del Doctor Rodolfo Ahumada Gilrbaul; especialista en Farmacodependencia, dicho tratamiento tenía un costo de $18.000.000., mi EPS solo autorizaba la suma de $2.000.000 y mis amigos Peter Manjarres e Iván Villazón colaboraron con $300.000 y $200.000 respectivamente, como podrá usted analizar no me alcanzó el dinero para culminar el tratamiento que era aproximadamente de 3 a 6 meses; y una vez más me tocó desistir y quedé con las ganas de recibir ayuda.

Señor Periodista si bien es cierto, reconozco que hay muchas cosas que usted dice en su artículo que son ciertas, pero ese no es el punto, me hubiera gustado que usted se refiriera a mi sin duplicismo y sin indirectas, y además con autonomía y compasión por el prójimo, su falta de sabiduría, solidaridad y de gallardía en ningún momento me ayudaron, lo contrario, quiero que sepa que ese artículo me sumergió en una tristeza profunda y mi consumo se incrementó, no es justo que se refieran a mi como una historia triste y sin salida, y no medir el daño psicológico que le ha podido ocasionar a mi familia; sepa mi estimado Juan Rincón Vanegas que esa no es la manera de ayudar a una persona, si usted hubiese organizado una campaña como la que hicieron sus colegas Alvaro Alvarez, Javier Fernández Maestre y El director del Diario del Norte, yo personalmente se lo hubiera agradecido y de seguro que hace rato estaría en tratamiento, pero como dice el dicho: "Nunca es tarde" además las cosas son en el tiempo de Dios.

Afortunadamente la misericordia de Dios, es tan grande para nosotros sus hijos, que siempre envía ángeles para ayudarnos como es el caso de Álvaro Álvarez, Javier Fernández Maestre Silvestre Dangond, Joe Rois, Peter Manjarrez, Sergio Luis Rodríguez, mi estimado Jacobo Gómez aspirante a la Cámara de representantes y Alfredo Gutiérrez.

A todas estas personas les agradezco infinitamente su gran ayuda de pagarme todo el tratamiento en la Fundación la Luz en donde estoy recibiendo un verdadero tratamiento adecuado para mi adicción. Quiero decir que estoy muy feliz porque tengo la certeza de que esta vez las cosas van a salir como yo siempre lo he esperado, le pido a Dios Padre todopoderoso muchas bendiciones para todos los que me ayudaron (ya mencionados)y gracias por creer en mí.

Para finalizar este comentario, le digo Señor periodista Juan Rincón Vanegas que a veces es mejor hacer llorar a un amigo diciendo la verdad de frente, y no escribir un Artículo con indirectas, sin Alma y sin Corazón y lo Peor sin amor al Prójimo a ese Rey Vallenato que todos censuraban, pero que nadie se atrevía a brindarle la ayuda necesaria. Gracias!

Share this:

Publicar un comentario
 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20