Así es el contrabando que desangra a Venezuela y Colombia

Por los puentes Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander pasan carrotanques cargados con gasolina ilegal y camiones con mercancía. FOTO COLPRENSA

SANTIAGO CÁRDENAS HERRERA

La grave crisis humanitaria tras la deportación masiva e indiscriminada de más de 1.443 colombianos y la huida de otros 13.962, según cifras del Gobierno Nacional, ha puesto los ojos de Colombia en la frontera con Venezuela, sin embargo, a la expulsión de compatriotas se suma otro problema. Venezuela y Colombia están siendo desangradas por las mafias del contrabando.
Según las autoridades militares colombianas son por lo menos 247 trochas ilegales ubicadas a lo largo de la frontera y señaladas con bolsas de plástico. Por allí, el Gobierno venezolano pierde 1.400 millones de dólares anuales en contrabando de combustibles, mercancía y víveres.
“Colombia comparte con Venezuela 2.219 kilómetros de frontera en los cuales se tiene identificados 247 pasos ilegales así: 183 en La Guajira (113 binacionales – 70 internos), 50 Norte de Santander y 14 en Arauca, por donde se transporta ilegalmente combustible procedente del vecino país. Así mismo en el departamento de Nariño se tienen identificados 76 pasos fronterizos ilegales por donde ingresan combustible de contrabando. Desde el cierre de la frontera se han inhabilitado 21 pasos ilegales”, asegura el general Gustavo Moreno, director de la Policía Fiscal y Aduanera.
Estas trochas ubicadas entre los estados de Zulia y Táchira, en Venezuela; Norte de Santander y La Guajira, en Colombia, son rutas por donde se mueven más de 100.000 barriles diarios de petróleo, según cifras de PDVSA y Fendipetróleo. El 10% del combustible que se vende en el país actualmente es de contrabando, afirman.
Los departamentos más afectados por el contrabando de hidrocarburos son los que se encuentran en la frontera con Venezuela (La Guajira, Cesar y Arauca) y Ecuador (Ipiales),por ser la zona de mayor ingreso de este tipo de mercancías, a su vez en los departamentos de Santander, Magdalena y Cundinamarca se han realizado grandes aprehensiones debido a su posición geográfica, lo cual genera una zona de paso obligatoria para la distribución hacia el interior del país y posterior comercialización en la ciudad capital.
La Policía de Colombia invierte miles de millones de pesos combatiendo bandas criminales como “los Urabeños” y “los Rastrojos”, que luchan por estas rutas, no solo por el lucrativo negocio del contrabando sino para sacar la cocaína hacía Centroamérica por pistas aéreas en territorio venezolano. El mapa realizado por la Policía da cuenta de que en La Guajira delinquen “los Rastrojos”, “los Urabeños”, así como las guerrillas de las Farc y el Eln.
En Norte de Santander, donde se presenta el punto más álgido del contrabando, según el propio gobierno venezolano, existe, según inteligencia de la Policía Nacional, presencia de “los Urabeños” y un reducto en Puerto Santander de los Rastrojos, que se habría aliado con “Megateo”, excabecilla del EPL, conocido como los “Megarrastrojos”. Además de una fuerte presencia de Farc y Eln hacia el Catatumbo.
Ei estudio Cúcuta Cómo Vamos del año 2014, informe que se hace en todas las ciudades, reveló que el 50 por ciento de la población de esa ciudad dice que el contrabando hay que frenarlo y el otro 50 % pide que se permita de manera legal.
El director de Gestión de Fiscalización de la Dian, Leonardo Sicard Abad, asegura que el contrabando “Es un problema mucho más grande que el mismo narcotráfico, porque representa una utilidad mayor que el tráfico de drogas”
En La Guajira, por ejemplo, la Dian estima que se movilizan al día por lo menos un millón de galones, en el Cesar más de tres millones. Este contrabando deja pérdidas millonarias a lado y lado de la frontera, pues las administraciones colombianas pierden por impuesto de la sobretasa a la gasolina, las empresas por el combustible legal y Venezuela por el desabastecimiento.
“El atractivo principal para las estructuras criminales y personas dedicadas al contrabando es la alta rentabilidad que deja esta actividad ilícita que en ocasiones deja ganancias superior al 1000%, como es el caso de los combustibles los cuales se consiguen a tarifas muy bajas en Venezuela y se comercializan a diferentes precios dependiendo la zona”, afirma el general Gustavo Moreno, director de la Policía Fiscal y Aduanera.
Por lugares diferentes a los puentes Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander las autoridades creen que pasan carrotanques cargados con gasolina ilegal y camiones con mercancía. Mientras un galón de combustible en Venezuela tiene un valor de 0,36 bolívares equivalente a 0,144 pesos. En la frontera colombo- venezolana el mismo galón vale 40 bolívares equivalente a 16 pesos.
En la Guajira el galón se comercializa en 3.600 pesos y en Norte de Santander a 5.363 pesos. Del mismo modo, en el Cesar el galón de combustible se comercializa en 6.500 pesos y el precio en el interior de Colombia equivale a 8.200 pesos.
La gasolina “veneca” a precio de huevo
Fendipetróleo asegura que el 10% del combustible que se vende en el país es de contrabando y la policía de Norte de Santander sostiene que en la ciudad existen cerca de1.300 puntos de venta de pimpinas de gasolina “veneca”.
“Aunque en las estaciones de servicio colombianas se vende el combustible a precios especiales, nadie le compite a los famosos pimpineros”, afirmó uno de los tranportadores de Cúcuta..
Fenalco afirma que son por lo menos 12.000 personas que viven en Cúcuta de las tiendas de barrio surtidas de productos de contrabando. Además de que cerca del 90 % de la población de la región consume esta clase de productos.
En operativos la Policía de Cúcuta ha capturado centenares de personas que hacen hasta 30 viajes por el río, en el llamado pitufeo, y han incautado mercancías en reconocidos supermercados y locales comerciales de la ciudad. En operativos encuentran carne bovina venezolana, medicamentos venezolanos vencidos, elementos de aseo y otros productos.
Bruce Mac Master, presidente de la Andi, dice “esta actividad ilícita no solo golpea a la economía y a la generación de empleo de calidad, también puede llegar a afectar la salud de los consumidores al hacer uso de productos que no cumplen con los estándares mínimos para el consumo humano, ya que muchas veces son adulterados, están vencidos o ni siquiera pasan por el control de las autoridades sanitarias”, indica.
En cifras
En Cúcuta por ejemplo, por contrabando se han capturado 3.501 personas de enero a agosto, 139 dos semanas antes del cierre y 108 los días después de cierre, lo que demuestra que los operativos se han mantenido. Se han aprehendido además 13.000 millones de pesos en mercancías ese mismo periodo, dos semanas antes 772 millones de pesos y después del cierre 285 millones de pesos, asegura la Dian.
En total en Arauca, Cúcuta, Maicao, Riohacha y Yopal se han capturado 6.773 personas por contrabando entre enero y agosto de este año y se han aprehendido mercancías por 25.759 millones de pesos. 293 capturas dos semanas antes del cierre y 334 después. Y 1.414 millones de pesos en mercancía aprehendida dos semanas antes del cierre y 1.016 después.
Sicard Abad afirma que en conjunto con las Fuerzas Militares y la Policía se taponó parte de los pasos ilegales por donde entra y sale el contrabando, “se han deshabilitado 25 pasos informales y estamos interviniendo 48 puntos con la fuerza pública”.
Gladys Navarro, directora de Fenalco Norte de Santander, afirma que “el contrabando no solo es para Cúcuta. La gasolina pasa por Paraguachón (La Guajira) y sigue para el interior del país, encuentras ventas de gasolina en la costa Atlántica. Venden de esta gasolina en Bucaramanga”.
Para Pedro Arenas, del Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (Indepaz), todo esto es posible por la permisividad también de los guardas venezolanos. “La Guardia Venezolana es señalada de permisiva y de recibir beneficios por permitir el traspaso de artículos a Colombia; es decir, que esa red de mercaderías venezolanas no podría existir sin el permiso de ellos. Además, a los comerciantes venezolanos les resulta más rentable vender esos productos en nuestro país, ya que tienen ganancias hasta del 500 % con algunos productos”, afirma.
Un habitante de la frontera afirmó a Colprensa que en el Puente Internacional Simón Bolívar, “hay contrabando las 24 horas del día y las autoridades venezolanas son las que están metidas de cabeza en eso”. Manifestó tener información de que los enfrentamientos que hubo en la frontera, días antes de que fuera declarado el cierre, habrían obedecido a disputas entre miembros de la Guardia Nacional Bolivariana, por el control del contrabando y el narcotráfico.
Pero no todo es malo, el 11 de agosto de 2014 se instaló en la ciudad de Cúcuta y San Cristóbal, Venezuela el Centro Conjunto Binacional de Comando y Control contra el contrabando (Ceboc), un sistema de intercambio de información binacional para la identificación de organizaciones criminales y personas dedicadas al contrabando. Además sirve para la identificación de rutas y puntos críticos en zonas de frontera, articulación de unidades para desarrollar operaciones coordinadas y simultáneas en puntos críticos y para desarticular y afectar las estructuras criminales dedicadas al contrabando en esa zona de frontera.
En lo corrido del año 2015 en el territorio nacional se han desarticulado siete objetivos de alto valor dedicados al contrabando y comercio ilícito, en el desarrollo de estas operaciones se realizó la captura de 71 integrantes los cuales mediante esta actividad ilícita generaban una afectación a la economía nacional de 630.000 millones. Dentro de estas operaciones se realizó una acción de extinción de dominio por valor de 6.000 millones de igual manera se han realizado aprehensiones por valor de 225.119 millones de pesos de mercancía y la captura de 334 personas en flagrancia por diferentes delitos”, informó el general Gustavo Moreno, director de la Policía Fiscal y Aduanera.
En materia de contrabando de hidrocarburos durante este año se ha desarticulado un objetivo de alto valor donde se capturaron 13 personas que generaban una afectación económica de 40.000 millones, la aprehensión de 378.077 galones de combustible por valor de 1.798 millones de pesos y se capturó 172 personas por el delito de contrabando de hidrocarburos y sus derivados.
Los resultados generados en el cierre de frontera en materia de contrabando de hidrocarburos han llevado a la aprehensión de 43.915 galones de combustible por valor de 214 millones de pesos, la captura de 28 personas por el delito de favorecimiento de contrabando de hidrocarburos y sus derivados (10 personas de nacionalidad venezolana y 18 colombianos), según datos de Polfa.
¿Dónde se genera el problema?
Mientras en Colombia sale muy barato comprar el combustible venezolano, mercancía y alimentos, en Venezuela escasean los productos y se desangran las empresas legales colombianas.
El problema se genera cuando el Gobierno venezolano en su mirada de la economía subsidia y regula los precios de los productos, beneficios que aprovechan los contrabandistas quienes mercan barato en Venezuela para vender caro en Colombia.
Los contrabandistas, según cifras del Gobierno colombiano, venden en el país los productos por seis veces su precio original.
“Son temas recurrentes en cualquier zona de frontera del mundo. A veces un país está bien y otro está mal, y las condiciones del mercado se dan de esa manera. Tome el caso de Ecuador con Ipiales, todo ese país está volcado a Ipiales para hacer compras y adquirir productos. Son condiciones de las monedas. Allí se hacen los controles debidos pero el comercio no puede trancarse, lo que hay que hacer es controles y que sea diáfano y transparente”, afirma el director de Gestión de Fiscalización de la Dian, Leonardo Sicard Abad.
Para este funcionario la solución al tema de frontera es hacer lo mismo que en La Guajira. “En La Guajira este problema del combustible es recurrente también, pero allá se optó por conformar una cooperativa de importadores de combustible. Esta cooperativa la constituyeron los indígenas y comerciantes de La Guajira y Paraguachón. Y la venden del lado colombiano, son importaciones legales y hay estaciones de servicio que venden ese combustible de las mismas comunidades. Ya había un avance en ese sentido para implementar esto en Norte de Santander” afirma Sicard Abad.
Por su parte, Bruce Mac Master, presidente de la Andi, dice que el contrabando debe ser atacado de manera regional y no como un tema al interior de cada país. “Si todos los países de la región se sintonizan para combatir este mal, las fronteras de nuestro continente serán más difíciles de flanquear para los criminales. Debemos dotar a los gobiernos de la región con una poderosa batería de municiones que permitan atacar al flagelo del contrabando de manera conjunta”, afirma el funcionario.
Del mismo modo piensa el general Gustavo Moreno, director de la Policía Fiscal y Aduanera. “Hay que atacar los sistemas de economía criminal que se nutren de esta actividad, de igual forma este fenómeno se debe enfrentar desde el ámbito social y cultural, el estado debe generar empleos formales en esta zona donde se evidencia el contrabando para aislar a personas que se dedican a esta actividad ilícita, también es un tema de concientización ya que muchos no asimilan el gran impacto negativo que genera esto en la economía”, explica Moreno.
La Polfa está detrás de objetivos de alto valor en la actualidad está adelantando 16 investigaciones en los sectores de confecciones, ganado, motores, maquinaria amarilla, calzado, queso, casa de cambio, perecederos, hidrocarburos, licores, aceite, elementos de aseo, entre otros.
Román David Ortiz, director de la firma Decisive Point y asesor sobre cuestiones de riesgo político, seguridad y defensa explica que, contrario a lo que parece, con el cierre los flujos ilegales se amplían, lucrando más a las bandas delincuenciales, porque hay más contrabando. Y aseguró que más allá de ese incremento del delito, la razón real para el cierre en la Frontera es “un intento de Maduro por enmascarar la represión contra la oposición democrática, diciendo que es una lucha por controlar el contrabando, ya que municipios de Táchira donde se ha declarado la Ley Marcial son gobernados por la oposición, entonces el objetivo no es controlar el contrabando, sino crear una condiciones para que la oposición no pueda ganar las elecciones”.

Afirmó que el presidente Maduro lleva años “inventando la historia de que hay grupos paramilitares, utilizándola para reprimir a la oposición democrática venezolana”. Y está de acuerdo en que “en algunas zonas hay presencia de bandas criminales, pero es muy importante señalar que esas actividades criminales en la frontera, estarían tanto bajo el control de redes criminales, como de la Guarda Nacional y del Ejército venezolanos”.

Share this:

Publicar un comentario
 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20