Lujos y mujeres, claves en caída de capo del contrabando de gasolina


'Balacho' fue detenido en Venezuela, desde donde coordinaba el tráfico de combustible a La Guajira.

La captura de Pedro Enrique Ospino Cobo, alias Balacho, en el estado venezolano de Zulia, es la primera de una serie de detenciones que las autoridades de ese país, con información de la Policía colombiana, harán contra la red de contrabando de gasolina del señalado narcotraficante ‘Marquitos’ Figueroa.
Desde Venezuela, dice la Policía,  la red coordina el tráfico de combustible hacia La Guajira, donde controlan los llamados ‘patios’, a donde llegan camiones cargados con combustible para luego montar las conocidas ‘caravanas de la muerte’ que llevan la gasolina ilegal hasta Cesar y toda la Costa.
La captura de ‘Balacho’, la tarde del jueves en una finca en el corregimiento Carrasqueros, se venía ‘cocinando’ desde la operación en la que cayó Marcos de Jesús Figueroa, ‘Marquitos’, en Boa Vista (Brasil), en octubre pasado.
En los seguimientos al narco, cuya extradición está en manos del Supremo Tribunal Federal de Brasil, hombres de la Dirección de Inteligencia de la Policía y la Dijín establecieron que parte de la red estaba radicada en el vecino país, donde ‘Balacho’ se hacía pasar como un ganadero.
Se movía en camionetas de alta gama y solía hacer carreras con carros tipo Willys. “Tenía una vida desordenada. Le gustaba contratar mujeres que traía de Maracaibo y tomarse fotos con el dinero que recogía del contrabando de hidrocarburos”, dijo una fuente en el proceso.
Añadió que su ubicación se dio siguiendo las excentricidades de este hombre, de 35 años y que llegó a Venezuela hace 11 meses.
Además de las mujeres, acostumbraba comprar cajas de whisky que mantenía en fincas y carros, y ropa de marca. Una de las personas que lo surtía terminó por dar las primeras claves del paradero del capo del contrabando de gasolina.
Pero la ubicación precisa la dio una de sus mujeres en Barrancas (La Guajira), quien en ocasiones viajaba a visitarlo. Esta mujer, conocida como ‘Kari’, fue infiltrada por un avezado policía que logró su confianza hasta el punto de conocer detalles de sus bienes y movimientos por la frontera.
El último viaje lo hizo a finales de enero pasado, según una fuente oficial.
La presencia de la red de Figueroa en territorio venezolano no solo es por su cercanía con La Guajira, sino porque el señalado narco también vivió en Maracaibo, donde se salvó de un atentado y luego huyó a Brasil. Allá fue detenido el año pasado, junto con su sobrino alias Norte, quien, de acuerdo con la Policía, estaría de nuevo en Venezuela.
Si bien la captura de ‘Balacho’ y las que se darían en los próximos días golpean la red de Figueroa, la Policía también tiene entre sus objetivos a Juan Carlos Bonilla Medina, alias Juanca, y a Ignacio Arturo Pana Jusayu, un indígena al que llaman Nacho Pana.
Ambos hacen parte de la estructura narcotraficante de Figueroa, que opera en la Costa y el golfo del vecino país.
Recientemente, la Policía Antinarcóticos les incautó 500 kilos de cocaína en La Guajira.
Fuentes en el proceso contra Figueroa aseguran que mientras Brasil define la extradición a Colombia, la DEA trabaja en recopilar pruebas para abrirle un expediente en una corte de Estados Unidos. Para eso tomarán la versión de narcos extraditados, entre ellos Camilo Torres, alias ‘Fritanga’.
Tomado de: justicia@eltiempo.com http://www.eltiempo.com/

Share this:

Publicar un comentario
 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20