De todos... uno.

"En esta situación la patria debe estar por encima de los partidos como lo expresó el pensador colombiano Benjamín Herrera una vez finalizó la guerra de los mil días cuando consideró que era inútil seguir con una guerra fraticida que solo trae muertes, ruina y calamidades. Es el momento de sentarnos todos los representantes de los distintos sectores colombianos para escoger el camino menos fragoso con la finalidad de preservar la institucionalidad y la supervivencia de todos los connacionales".

En la recta final de la campaña presidencial parece que ninguno de los candidatos ganaría en la primera vuelta. A todos ellos, Juan Manuel Santos, Antanas Mockus, Germán Vargas, Noemí Sanín, Jaime Araujo, Rafael Pardo, Jairo Calderón y Robinson Devia, el pueblo les hace objeciones de diversos aspectos. Según el sentir de la comunidad ninguna de las propuestas, por separado, de los candidatos colma sus expectativas. Se podría afirmar que todos los candidatos tienen dentro de sus programas propuestas muy respetables, pero no todas. Tendríamos que escoger de cada uno de los programas y proyectos las mejores propuestas para integrar un esquema de gobierno donde haya representación de todas las vertientes políticas y ausencia burocrática por lo letal en toda administración. Este ejercicio nos suena muy bonito pero para llevarlo a la práctica se torna difícil y escabroso. Estamos convencidísimos que los candidatos mas opcionados no cederían a sus aspiraciones en el evento en que por amor a la patria y a sus conciudadanos se viesen obligados a pasar la página porque sus intereses personales y de clase son antagónicos a los del pueblo. En medio de esta marejada política la mejor salida sería la de integrar un programa de gobierno con las mejores propuestas de cada uno de los candidatos para así formar un todo sólido, compacto donde el margen de diferencia, como es lógico debe existir, permita el cumplimiento y ejecución de todos los postulados programáticos. En caso que haya un acuerdo consensuado sobre el material programático, de los candidatos más opcionados según la intención de voto cómo escogeríamos al ejecutor de este plan maestro que le ahorraría energías y violencia a este país por lo demás fatigado de tantos avatares que le han impedido un desarrollo acorde con las necesidades de sus pobladores.

¡He aquí el nudo gordiano! Nos encontramos frente a una gran encrucijada. Nadie se consideraría inferior e incapaz a otro u otros para liderar una empresa de esta magnitud con la que le despejaríamos el horizonte a nuestra querida patria sumida en una situación desesperante como preocupante. La solución no es tan complicada como la preparación y ejecución de un viaje espacial. Basta con deponer el egoísmo, los intereses personales y de clase para conformar un plano de igualdad y sobre esa base la identificación nacional es mas objetiva que subjetiva. Ya no tendríamos la disyuntiva de aquellos ratones que se sintieron vulnerados con la presencia de los gatos que comenzaron a diezmar su población. Fue un momento difícil por no poder detectar la presencia de los felinos con su pisada suave e imperceptible la que quisieron interceptar con la colocación de un cascabel en la cola del ratón rey.

¿Cuál sería el ratón que le colocaría el cascabel al gato? En esta situación la patria debe estar por encima de los partidos como lo expresó el pensador colombiano Benjamín Herrera una vez finalizó la guerra de los mil días cuando consideró que era inútil seguir con una guerra fraticida que solo trae muertes, ruina y calamidades. Es el momento de sentarnos todos los representantes de los distintos sectores colombianos para escoger el camino menos fragoso con la finalidad de preservar la institucionalidad y la supervivencia de todos los connacionales.

Si se da la segunda vuelta como así parece, solo escogeríamos de las propuestas de los programas de los dos candidatos supervivientes, pero no, debe ser de todos los programas dados a conocer por cada uno de los candidatos que participaron en el proceso de la campaña presidencial para que no se desdibuje el sentido democrático de este ejercicio que resultaría benéfico para la nación. Y ya en el colofón, tendríamos uno en representación de todos.
¡Viva la democracia!

Share this:

Publicar un comentario
 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20