Qué viene después de la Consulta interna del partido Conservador en Villanueva.

El pasado domingo se realizó en todo el país el proceso de las consultas internas de los partidos políticos La U, Polo Democrático Alternativo y Conservador Colombiano. En el municipio éste proceso tuvo un tinte especial, sobre todo para los conservadores en Villanueva y que va arraigado al fervor político de la población del municipio.

Lo curioso de éste proceso es que antes de buscar el objetivo para el que se constituye un proceso de éste tipo, como quiera que se conoce, que es el de reunir las once personas que representan los diferentes sectores sociales dentro de un colectivo llamado directorio municipal, departamental y nacional, con el literal propósito de direccionar políticas que vayan en beneficio de la colectividad política que se representa.

Cuando llamamos curioso al proceso y al fervor político que se vivió, es que ni la misma comunidad que religiosamente acudió a las urnas, ni algunos de los candidatos que dieron sus nombres para conformar las diferentes planchas, conocían realmente lo que estaba en juego. Se tomó una bandera azul para ponerla como escudo, porque nadie, léase bien, nadie tenía las intenciones concretas de aportar para el direccionamiento del colectivo en el municipio. Acá lo que realmente se buscó fue mostrar la representatividad, no tanto dentro del partido conservador sino dentro del municipio, departamento e incluso del país. Tanto fue el afán de mostrar esta representatividad que se acudió a los engorrosos, mañosos e indecorosos timos que rayaban en lo indecente, porque un proceso de éstos no merecía tales acciones, como la manipulación de tarjetas y de las copias que se introdujeron en el sitio de la votación; sumado a la incomodidad de las personas que fueron a sufragar en las pocas mesas instaladas.

Medir fuerzas, mostrar votos, esos eran los reales objetivos buscados, porque parece que los líderes politicos, entiéndase como polítiqueros, no dejaran de estar abstraídos ante la presencia de pol{iticos de altas esferas, a los que solo se les conoce el nombre porque en ésta ocasión ni en fotografías se vieron. Pero que conocen que con sólo llamadas o que con cualquier autodenominado líder, manifieste que estuvo en la última parranda vallenata al lado de fulano o zutano, ya se identifica como el futuro padrino de los hijos del uno o del otro. Cuando desde el orden central se sigue siendo el pelaito de los mandaos, madaos que no representan absolutamente nada para el desarrollo de nuestras regiones.

Ante estas circunstancias se pusieron veinticinco nombres a consideración de los conservadores. Hasta ahí todo bien, cada quien tiene derecho a tener sus propias aspiraciones, como decía un viejo amigo “politólogo” y al que siempre se le recuerda éste donde éste: “El que tenga cédula que aspire”. ¿Pero a qué se aspira? ¿Por qué se aspira? ¿Para qué se aspira? ¿Saben cual candidato responde estas preguntas? ésta es la respuesta: El que nunca ha puesto a consideración su nombre para una candidatura de éste tipo.

Quiero reconocerlo públicamente; por los micrófonos de nuestra emisora y ante las preguntas que les lanzábamos a los “candidatos”, destaco la intervención de una nueva cara dentro de éstas lides políticas y quien quiera que haya escuchado su intervención se que está de acuerdo conmigo; se trata del señor Fabián Molina Martínez. Y es quien precisamente reúne la característica que mencioné anteriormente, una cara nueva y que nunca antes había puesto su nombre ante una candidatura política. Mientras que los demás ofrecían ampliación del régimen subsidiado, ampliación de beneficiarios del programa familias en acción, puentes, bibliotecas, vías y mucho pero mucho desarrollo para Villanueva, las mismas palabras de siempre cada vez que hay procesos políticos; ésto parecía realmente una película de Cantinflas. Bueno le di zanahoria a Fabián Molina ahora el garrote: si intensifica su trabajo, hace pedagogía a la gente y se vincula profundamente a las causas sociales me atrevo a asegurar que es una promesa política del municipio.


Pero volviendo a lo del proceso, vimos por ejemplo como el coordinador de la campaña de la vertiente política del Alcalde Oscar Acosta quien se rasga los trapos diciendo que es un liberal come godo, ¿cómo les parece? Un liberal de esta talla coordinando la vertiente conservadora del Alcalde, porque por supuesto el Alcalde no puede hacer proselitismo, pero obviamente es el líder natural del Partido en el municipio porque es la máxima autoridad y debe ser quien direccione a todas las personas de su confianza hacia el directorio como así sucedió. Arriesgando de sobre manera el nombre de su hijo Luis Alejandro que a la postre fue la máxima votación en el municipio, como naturalmente debe ser, ahora falta que cumpla los propósitos para los que puso su nombre dentro del abanico de posibilidades. Es importante que por el bien de una colectividad que se lo merece que ojalá no siga coordinando éste grupo de personas de las que se destacan Carlos Emilio Mazziri, Elton Salas, Robert Ramírez, Cristian Puche, José Bernuy, Aljadis Verdecia y el mismo Luis Alejandro Dangond, se dejen direccionar por un liberal de la talla de Oscar Acosta, sería el colmo de los errores políticos de Villanueva, daría hasta risa ver tal situación.

Las cosas están dadas y ahora lo que viene es la parte organizativa del partido, esperamos que no sea una representación de la lucha de gladiadores en la arena de la época romana. Ojalá se actúe con altura, concertación y se trabaje aunadamente por el partido conservador colombiano. Eso es lo que se espera.

Share this:

Publicar un comentario
 
Copyright © Viva Fm Villanueva. Designed by OddThemes | Distributed By Blogger Templates20